ποίησις


















Cuando recuerdo que hoy vas a venir
siento que el pasado no tiene tanto
que ofrecerme / pues tienes un encanto
capaz de hacerme olvidar y sentir

que al mundo se lo puede desvestir
de su hipocresía y todo el espanto
para darle lugar a un nuevo canto
que reviva flores y el porvenir.

Es una alegría verte en la mesa
que alimentes mi curiosa mirada
tu pequeña melodía de fresa

tu silenciosa escucha enamorada
tu definitiva y áurea belleza
que puedo contemplar, sin pedir nada.

[E.S]













Es la verdad que te estaba esperando
en el abrazo lo supe sin dudas
con el alma vieja que desenfundas
recuperé lo que estaba buscando.

Sonríes / el cuarto se va aclarando
buscando lo dulce la vida inundas
de pies ligeros y huellas profundas
que marcas a fuego en mi cuerpo blando.

Adentro es todo tuyo y sin embargo
me das la travesía de tu cama
me das tu mano y el beso más largo.

Tu selva / tu ritual / pasar lo amargo
el tiempo detenido en una trama
y fluir para salir del letargo.

[E.S]




hay una serie de detalles
importantes
imprescindibles.

cotidianos

necesarios para vivir
que no recuerdo…

y sin embargo

sí recuerdo el lunar de tu omoplato derecho
y la constelación que tienes en tus mejillas

tu pulgar que no parece un pulgar

el tamaño exacto de tus ojos 

y el color de tu cara cuando te pones nerviosa…

…recuerdo cosas

que no sirven para nada,

no tiene sentido

seguir enumerando…



Nahuel Bottali y [E.S]